Desdoblamiento. Experiencia personal

Desdoblamiento Mary Silva

10:25 pm (sábado, 16 de mayo 2020).

Hoy fue mi segunda experiencia desdoblándome por mi cuenta (ya que en otras ocasiones ocurría y no tenía dominio ni sabía lo que era), pero la experiencia fue diferente a la primera vez. Sentí vibraciones muy leves y había oscuridad absoluta cuando abrí los ojos del segundo cuerpo. Empecé a sentir una especie de entes acechándome, uno me intentó tomar el brazo pero seguí las instrucciones de un libro que leí y le puse frente, le grite -¡ya no más! y !déjenme en paz!-, no sentí tanto miedo.

Escuchaba a mis compañeras de piso hablar aún en la habitación de al lado y en mi segundo cuerpo seguí caminando en línea recta hacia una especie de túnel obscuro. Caminé y sentía entes poniendo su mirada sobre mí, no sentí que fuesen muchos minutos pero atravesé una especie de túnel que me llevaba a mi mismo cuarto donde estaba. No había salido de mi habitación pero ahora miraba todo muy claramente, bueno estaba un poco oscuro porque no había luces encendidas pero podía verlo todo como con mis ojos físicos.

Escuchaba hablar aún a mis compañeras de piso y me moví para lograr sentarme en la esquina de la cama. Entro dudas en mi, sobre si empezaba a caminar pero estuve ahí analizándome, y de repente sentí una especie de electricidad y vibración en mis oídos y que pasaba por mi cabeza y mi cuerpo; no me asuste porque sé por teoría de que algo así pasaría. Me dejé llevar y me sentí volviendo a mi cuerpo en cosa de segundos.

Empezaré a tomar notas de mi desdoblamiento, (aprendí muchísimo del libro de Robert Monroe).

Mary Silva

Comentario didáctico:

Hola Mary Silva.

Ninguna experiencia es igual. Las vibraciones sentidas se producen siempre en cada proyección pero no siempre se sienten con la misma intensidad, que van desde muy leves a muy violentas. Éstas se producen en el cuerpo energético.

Es muy común ver absoluta oscuridad; responde a un proceso psicológico al saber que los ojos físicos permanecen totalmente cerrados,-así los dejaste en el momento de acostarte para hacer tus ejercicios de energías y dormir-. Cuando esto sucede, debes pedir o pensar en ¡LUZ! ¡VER! ¡VISIÓN! o ¡CLARIDAD! Ejecutar una de estas afirmaciones te permitirá ver en el extrafísico.

Dices que percibiste “entes”. Se trata de conciencias extrafísicas; siempre las hay, algunas molestan más que otras y efectivamente al pedirles con determinación que se vayan, normalmente se van, -la mayoría necesitan ayuda y saben que tú se la puedes dar-. Un buen estado vibracional previo los mantendrá alejados o te permitirá ayudarles sin consecuencias. Otras conciencias que puedes sentir y siempre estarán contigo durante la proyección, son tus amparadores; mantendrán absoluto respeto por ti. El modo en el que sientes sus vibraciones te indicará si son los unos o los otros.

El hecho de oír a tus compañeras, indica que te encontrabas, efectivamente, en la Fase de Exteriorización y observando el particular estado de “doble conciencia”: estado alterado de la conciencia que ofrece la sensación de estar en dos sitios a la vez; en el extrafísico y en el intrafísico. Es una fase muy rápida y breve en la que la conciencia portadora del cuerpo astral no ha dejado por completo al físico, -es previo al desdoblamiento completo-.

Cuando caminas hacia el túnel, cambias definitivamente de dimensión saliendo con tu cuerpo astral al extrafísico aunque continuas en tu propia habitación, -ahora lo puedes percibes todo en su forma de energía-. Lo justifica, esa nueva forma en la que lo ves todo. Tomas el control en el extrafísico al decidir sentarte en la cama. Las dudas y el autoanálisis son indicativos de lucidez y ratifican la proyección.

Es formidable ser consciente y sin interrupción durante la salida, el breve tiempo de la proyección en sí y de la entrada, de nuevo, en tu cuerpo físico. Al volver o entrar en tu cuerpo observas las vibraciones y zumbidos que se producen al cambiar de dimensión, ahora hacia la física y ajustar el cuerpo astral dentro del físico; es genial.

Enhorabuena. Es una bonita experiencia.
Saludos y gracias.

Alberto José Sánchez
Director de CienciasEvolutivas.com
Instructor de viaje astral