Bioenergía y sanación

Bioenergía cuántica evolutiva. Sanación

Bio-Energía

Energía, lo que es la energía, solo hay una. Es la misma en el universo entero. Le llamamos bioenergía cuando ésta es responsable de la vida en cualquiera de sus formas. Ya hace milenios que el ser humano conoce y comprende los procesos de la energía en su propio organismo y su comportamiento con respecto a otros. Es en las regiones de oriente donde primero se generan las disciplinas y métodos necesarios para que, su cotidiano uso tenga hueco y sea compatible con nuestra manera de vivir en esta moderna sociedad. Muchos son los nombres que se le han dado pero la energía sigue siendo una y las capacidades de cada cual… pues eso, de cada cual según las cultive.

BIOENERGÍA CUÁNTICA EVOLUTIVA es solo un nombre más, es solo un método más. Con él tratamos de recordar quien en realidad somos y las capacidades y habilidades que siempre hemos tenido. ¡¡ENERGÍA SOLO HAY UNA!! Y es responsable de todo lo que existe. La ciencia actual ya tiene en cuenta el comportamiento energético de los seres vivos y en especial el de los humanos.

El estudio de la ENERGÍA DE PUNTO CERO es cada vez más intenso y de él emana eso que la comunidad de terapeutas de terapias vibracionales nos decía desde hace ya mucho tiempo y llamaban y siguen llamando energía inmanente, qi, energía universal, la fuente, prana, kundalini, etc…

Sanación

Un complejo energético dispuesto convenientemente en todos los seres vivos conecta esta fuente con sus propios sistemas y órganos permitiéndole en su justa medida un funcionamiento perfecto. Debemos ocuparnos pues, de su óptimo estado. Los sentimientos, las emociones y un buen estado físico en el caso de los humanos harán que el cuerpo energético, llamado también aura, esté en perfectas condiciones. Si es así, esto a su vez logrará un buen estado anímico emocional y consecuentemente la salud física y mental que “siempre” buscamos.

 

La interacción de la conciencia con el cuerpo, la atención y la volición suscita procesos energéticos que se dan en el cuerpo sutil o energético (que es más bien una interfaz entre el cuerpo físico y la “mente”). Así, esa elusiva “energía” que no sabemos definir ni localizar queda perfectamente identificada.

 

 

Energía inmanente

La energía inmanente existe y forma parte de todo el universo. Es la que nos rodea por todas partes. Tiene un patrón sutil y permite ser transformada por los seres vivos o mejor dicho, por cualquier conciencia que la absorba, creando los distintos patrones de energía que conocemos. Por eso cualquier energía que seamos capaces de absorber es fruto de la energía inmanente. La Energía no puede ser destruida, es multiforme, inagotable, impersonal, expandida en el universo y absorbible por la conciencia. “Es el combustible del universo” y es la conexión de todos los cuerpos y de toda la materia del universo.

BIOENERGÍA CUÁNTICA EVOLUTIVA reúne un buen número de técnicas y procedimientos para recordar esta conexión, justificada con estudios de física cuántica que desmoronan algunos tabús y dan validez a otros, hoy claramente en auge y al alcance de todos.

Consulta nuestro programa formativo.